Humanismo

humanismo
Humanismo

indentProtestar es sin duda mucho más civilizado que la primitiva acción violenta terrorista o vengativa. Protestar es desahogar las frustraciones y resentimientos por los padecimientos, propios o ajenos. Es empinarse para gritarle en la cara –o xnxx en las rodillas– al gigante que maltrata. Es crear problemas, grandes, medianos o pequeños, a los malabaristas de turno en el xvideos gobierno de la sociedad o al empresario que es abusador. Es tratar de al menos sentirse un poco mejor cuando se cree que no se puede o no se sabe resolver los problemas. Es un arma simple de las minorias.
indentProtestar es intimidar amenazando al resto de la sociedad con posibles acciones más dañinas si no concede lo que se cree justo.
indentProtestar es youporn también, muchas veces, un ejercicio demagógico con el que algunos mantienen activos, esperanzados y contribuyendo, a sus manipulados. O peor: puede ser crear y alimentar un objeto de negociación en las manos de los mismos algunos, para tratar y sacar provechos personales del gigante que maltrata, el gobernante malabarista o el empresario. Las protestas son, o llegan a ser, para algunos –¿muchos?– un buen negocio.
indentEl humanismo redtube demuestra que la sociedad, y sus problemas, son un asunto de todos; que podemos encontrar formas de cooperación y respeto de todos por todos (siempre con algunos violadores, naturalmente). Formas que podemos establecer progresivamente. Cuando creemos en el ser humano y entendemos el humanismo, estamos en posición privilegiada para estudiar nuestros problemas y meditar profundamente sobre ellos. Sabemos –o sabemos averiguar– cómo se forma un niño para desarrollarle su potencial, su autoestima, la estima al prójimo y sus capacidades para porno mexicano cooperar con éste para su avance común en la vida. Sabemos –o podemos encontrar– las formas para organizarnos productivamente para ser todos más ricos, y para cuidar unos de otros para estar más sanos, sentirnos seguros y ser felices.
indentEstableciendo y siempre expandiendo una red social de comprensión, colaboración y disfrute mutuo, usando los conceptos humanistas, se pone en marcha un proceso trascendental de mejoramiento personal y social, que empieza a dar frutos inmediatamente y cuyos efectos se multiplican por día. (Ver Programa de acción humanista.)
indentAdemás de ser videos xxx fuente de beneficios mutuos para los miembros de esa red social, ésta es un formidable movimiento para promover cambios políticos y legislativos para bien de toda la sociedad. Razonando, explicando y convenciendo. Tratando de ganar a los oponentes más que tratando de aplastarlos. Ganando votos para sus candidatos humanistas, o para otros, si es que aparecen, que merezcan su confianza. Mientras, si ningún candidato sirve, participando masivamente en las elecciones para anular las boletas.
indentEl movimiento social que constituye esa red tiene la más completa atención y respeto (e interés por su desarticulación, en algún caso) del resto de las fuerzas sociales. Su simple solicitud, o desaprobación o condena, de una decisión gubernamental, por ejemplo, produce efectos mayores y más sólidos que cualquier protesta. Y, también, por qué no, ese movimiento hace manifestaciones públicas. Sin odio, sin violencia, sin destruir ni intimidar; con un claro espíritu constructivo, con planteamientos inteligentes, realistas y convincentes. Manifestaciones humanistas.

indentQue el resto del mundo tenga serios problemas no significa que su tiranía sea la solución para Cuba. Que el resto de las fuerzas políticas cubanas hayamos sido y seamos incapaces no significa que su tiranía sea la solución para Cuba. Ningún pueblo digno –y todos los pueblos son potencialmente dignos– puede resignarse indefinidamente a la opresión y al tutelaje tiránico.
indentUsted no ha tenido la oportunidad de demostrar que sus posiciones sirven de algo para Cuba. Usted se ganó esa oportunidad, y la ha mantenido por casi cuarenta años, mintiendo, manipulando y asesinando.
indentYa sobran pruebas de que lo que usted se ha empeñado y empeña en imponer a Cuba no sirve y sólo lo quiere su cúpula de aprovechados. ¿Cuánta más pobreza va a traer a Cuba? ¿Cuánta más enajenación a nuestra juventud? ¿Cuánta más desnutrición, corporal e intelectual, a nuestros niños, el fundamento de nuestra futura Cuba? ¿Cuánto más va a hundirse usted en el cieno, como cubano despreciable?
indent¡Rectifique al menos en algo su imagen de megalómano desalmado! ¡Llegue a su muerte próxima con un poco menos de desprestigio! ¡Haga algo que al menos empiece a reenrumbar a Cuba para salir de donde usted y su camarilla la han hundido!
indentConvierta su seudoparlamento en un parlamento real, al que tengan acceso todos los cubanos que se ganen el apoyo popular. Intente darle fundamento racional a sus propuestas. Deje de usar su aparato de poder para reprimir las ideas que no coinciden con los caprichos o conveniencias de usted. Comience a admitir que Cuba es de todos los cubanos, no sólo de su grupito y mucho menos sólo de usted.
indentEstán surgiendo, al paso que naturalmente pueden, novísimas fuerzas políticas cubanas que finalmente detendrán el descalabro de Cuba y la impulsarán permanentemente hacia el futuro. Pero eso tomará tiempo, demora con más sufrimientos y miserias para nuestro pueblo.
indent¡Haga algo, alguna vez, que los cubanos tengamos que agradecerle, además de despreciarlo, tirano Castro!

¿Diálogo? ¿Pistoletazo? ¡Pueblo!

indentUn
indentUn

indentUn gobierno se puede defender de otro, o atacarlo, creándole dificultades económicas. El país objeto de un embargo económico, p. ej., siente que su calidad de vida se deteriora: los más pobres sufren más y los más ricos encuentran más difícil mantener su nivel de bienestar. Variando con la estructura social de cada país, cada uno actúa sobre el gobierno para que resuelva el problema. Estas acciones podrían ir desde el favorecimiento a la oposición política, hasta alzamientos populares si se llega a un nivel de sufrimiento suficientemente fuerte y los agitadores sociales saben aprovecharlo.
indentPara un régimen totalitario y socialmente insensible como el cubano, con oposición organizada casi inexistente, mayores dificultades económicas significan tener que extraer más de los recursos al alcance de la población para mantener la estructura de poder y el estilo de vida de su cúpula. A los niveles medios e inferiores, tal régimen requiere menos para mantener los privilegios de sus agentes, ya que el nivel de base baja. En la economía cubana actual, además, abundan los favores que el régimen puede hacer a quienes lo sirven, como autorizar empleos con extranjeros o ser tolerante con miniempresarios particulares cubanos. También el factor externo del embargo es buena excusa propagandística para encubrir los reales orígenes de los problemas del país.
indent¿Quiere decir que el gobierno norteamericano está enfrascado en una acción torpe e inútil con su embargo contra el régimen? No necesariamente. Ante la falta de una oposición cubana con posibilidades de instaurar un gobierno estable en Cuba, los norteamericanos pueden mantenerse hostiles sólo para presionar y mover al régimen hacia una actitud menos preocupante para los EEUU. Es ingenuo esperar de un gobierno extranjero “solidaridad humana”, y menos, que resuelva nuestros problemas, que nosotros tenemos que (y podemos) resolver.
indent¿Significa pues que debemos oponernos al embargo comercial al régimen? No: nuestros limitados recursos deben concentrarse en actuar sobre la raíz del problema, no en intentar conseguirle alivio a esa misma raíz que es la dictadura. El embargo es uno de los problemas que ha generado el régimen, que además carece de principios y mantiene estructuras sociales que impiden el aprovechamiento de nuestro potencial humano y nuestros recursos, por lo que tal embargo produce más miseria y sufrimientos a nuestro pueblo. El embargo que el régimen ha provocado es una de las tantas razones poderosas que demuestran la necesidad de reforzar en el pueblo cubano la confianza en él mismo y en la nueva Cuba que podemos tener. Para que ese pueblo muestre su intolerancia hacia el gran obstáculo al desarrolllo de Cuba que es el régimen, y finalmente éste sea desarticulado.
indent¿Debemos entonces apoyar los embargos contra Cuba, buscar su refuerzo y tenerlos como línea central de lucha como opositores?. Absolutamene tampoco.
indentPocas acciones son tan antipolíticas, además de inhumanas, como la de un grupo político que busca que fuerzas extranjeras propicien el sufrimento de la población, con la esperanza de que a fuerza de padecer la sociedad tarde o temprano explote. ¿Puede esperarse alguna sensibilidad social de tales políticos en el futuro? ¿Tan vacíos están de argumentos para mover a la población a la acción civil inteligente? (¿O temen generar movimientos sociales profundos que finalmente no podrán controlar para su beneficio?) ¿No seguirán usando esos políticos a sus aliados extranjeros para acciones iguales o peores en el futuro?
indentEl embargo es un problema entre el régimen y el enemigo que se ha buscado, adrede o por arrogancia: el gobierno norteamericano.
indentQue el régimen explique, si pudiera, por qué en Cuba el indiviuo no puede trabajar y ser dueño del fruto de su trabajo. Porque, si no fuera así, en Cuba se viviría perfectamente aunque el resto del mundo no fuera más que océanos. Y si no hubiera tal opresión, no habría excusa imaginable para alguien negarse a hacer negocios con Cuba.
indentAl gobierno norteamericano habría que decirle que reconocemos su derecho a contraatacar a su enemigo con los recursos legítimos que cuente, y que agradecemos las intenciones expresadas de ayudar a la democratización de Cuba. Al tiempo que le debíamos también decir que los cubanos vamos a seguir el proceso que creamos y podamos de concientización política de nuestro pueblo, y vamos a encaminar nuestra Cuba hacia el tipo de democracia que creamos y con los cronogramas que creamos. Porque un gobierno legítimo, con una población socialmente consciente, no tiene que temer ni respetar embargos ni presiones exteriores de tipo alguno.

indentEs joven nuestra nación cubana. Como joven, evoluciona en ciclos aplicando su energía y creencias para luego estudiar resultados que seguramente modifican tanto energía como creencias. Tratándose de una asociación humana, la energía proviene mayormente de sus miembros jóvenes, las creencias resultan de las experiencias de los viejos reflejadas en los primeros y los cambios pueden tomar decenas y cientos de años e involucrar muchas generaciones.
indentEl individuo puede vivir la pequeña porción que le corresponde de ese proceso evolutivo social, en energía, experiencia y tiempo, de forma totalmente espontánea, hasta sin advertir que en él participa. O puede sobreponérsele, estudiarlo, tratar de entenderlo y modificarlo. Lo que han estado diciendo los marxistas por cien años, pero con una gran diferencia: la evolución social consciente debe y tiene que ser consecuencia de la evolución inteligente y voluntaria de sus individuos, y no una imposición a fuerza de demagogia y represión de una “vanguardia de la sociedad”.
indentPueblo socialmente consciente es el que tiene una porción sustancial y creciente de él convencida de que hay un portento de riqueza material e intelectual latente en cada individuo, que es imprescindible y posible desarrollar, proteger y disfrutar; y convencida de que al ver claro cómo debe conducirse su nación tiene ilimitada influencia social.
indentTengamos ese pueblo y lo tendremos todo.
indentCuando un concepto social tiene pueblo el concepto y su pueblo crecen, actúan eficazmente y triunfan. Rápido, bien y permanentemente. Cada individuo, en la medida que tiene claros su valor y sus objetivos sociales, sabe qué hacer cuando lo convocan a un mitin político demagógico o a una farsa electoral. Sabe qué hacer al ver alienada su capacidad productiva, al no poder comunicar ideas para beneficio de los comunicantes, o al no poder educar a sus hijos para que sean mejores y más felices que él. Ese individuo sabe qué hacer en cada momento cuando es reprimido por no someterse; y difícilmente emprende riesgosas acciones buscando su sola liberación personal. Ese individuo es, para completar, un poderoso difusor de sus ideas sociales.
indentAdemás, sólo un pueblo socialmente consciente puede enfrentar con éxito la tarea de desarrollarse, con verdadero progreso para todos, en medio de la feroz competencia tecnológica y comercial internacional en que vivimos.
indent¿Qué hacer para tener pueblo? En principio, es sencillo. Es sólo la interacción de tres aspectos: acción, mensaje y comunicación. Mensaje correcto y comunicación franca, abierta y bidireccional. Acción que demuestre el mensaje que se trata de comunicar.
indent¿De qué ideas debían nutrirse la acción y el mensaje? La primera, la que lo genera todo, es que, como seres humanos que somos, podemos crecer intelectual y materialmente, personal y colectivamente, limitados sólo por nuestra imaginación ¡que también crecería!. Lo que no es una simple frase bonita, sino la bonita realidad. La segunda idea es que necesitamos y podemos reconocer y poner bajo nuestro control nuestra evolución personal y social. La tercera es que cada persona, su desarrollo y sus opiniones, son importantes. Para poder progresar, decidir y actuar verdaderamente, tenemos que progresar, decidir y actuar todos.
indentLas técnicas modernas de comunicación pueden ser poderosos instrumentos para aprender todos de todos y unir esfuerzos, en pro de una Nueva Cuba. Así como medios tan antiguos como el correo pueden ser también muy útiles. Soy un atento oyente de las transmisiones radiales hacia Cuba. Casi todas muestran las mejores intenciones al ayudar a sacudirnos del aparato opresivo que se nos ha impuesto en la Isla. Unas breves palabras de sugerencias para los productores de esas transmisiones que las deseen: Nútranse de una ideología sustanciosa; motiven más con objetivos que con repudios; promuevan futuro y no pasado; estimulen a dialogar respetuosamente a quienes difieran; demuestren de forma práctica al hombre sencillo qué le brindaría una sociedad justa, humana y libre. Usen la primera regla del proselitismo: motiven sistemáticamente a los oyentes a conseguir más oyentes (básicamente, a que enseñen a otros a sintonizar las transmisiones).
indentTratar de usar medios violentos para derribar el régimen en la Isla parece irrealizable y hasta contraproducente. Además de que alimenta esa desastroza tradición nuestra, que debíamos acabar de superar, de someternos unos a otros por la fuerza cuando no tenemos o no sabemos usar la razón. Tratar de regenerar ese régimen, de esencia totalitaria y gansteril, es, por otro lado, ingenuo y alienta el oportunismo.
indentSólo ganando la confianza y la consciencia del pueblo cubano por una Nueva Cuba, en la Isla y en el exilio, detendremos el proceso de descomposición y caos a que hemos llegado y, tan o más importante, podremos sacar a Cuba adelante.
indentTengamos pueblo y pulverizaremos toda ilusión de permanencia de los sostenedores activos del régimen. Tengamos pueblo y forzaremos a éste a negociar, rápido y bajo condiciones sustanciales y perdurables. Tengamos pueblo y la acción libertadora violenta –si es necesaria, toda la necesaria y sólo la necesaria– no se hará esperar.

Me llamo Aaron y me van a enviar al matadero

Humanismo matadero
Humanismo matadero

Nuestra nación ha recorrido un infortunado camino que no cesa de enzarzarla en un degradante estado, con posibilidades de recuperación que se vislumbran crecientemente tortuosas y lentas. Todos hemos padecido, continuamos y podríamos seguir padeciendo por mucho tiempo, víctimas de ese proceso. Aun más triste que el descenso prematuro y cruel por tantos sufrido, es la muerte parcial del resto de los cubanos, al vernos severamente limitados en el desarrollo de nuestro potencial humano.
Esta es una interpretación humilde pero sustancial de nuestra situación, con sugerencias sobre cómo trabajar para cambiarla.
Un requerimiento para sacudirnos pronto del aparato de poder que asfixia nuestro país, y –tan o más importante– llevar a éste por un camino de progreso y bienestar, es la definición de un proyecto social claro, de méritos sustanciales, que nos estimule a todos a marchar y que guíe nuestros pasos. La falta de un proyecto así, o de su difusión si es que existe, nos ha restado efectividad en nuestras acciones en favor de Cuba.
Un proyecto social es un proyecto porque está sujeto a revisiones siempre que se respete su espíritu esencial, y porque describe objetivos que deben ser materializados progresiva e inteligentemente, como se construye un edificio. Un proyecto social es social tanto porque se refiere a todo el contexto social, como porque requiere la participación efectiva en su definición y ejecución de una mayoría importante de los miembros de la sociedad a que está dirigido.

He aquí la visión de una nación que podríamos llegar a tener:
Una nación cuya razón primaria de existir sea el bienestar y desarrollo máximo, físico e intelectual, de todos sus ciudadanos. Donde, con el debido respeto a la autoridad de sus progenitores inicialmente, y al mismo individuo luego, cada criatura sería recibida con orgullo y responsabilidad social por su bienestar y desarrollo. Donde se evitaría la procreación irresponsable.
Una nación donde la actividad más importante: la mayor, la de mayores recursos, la más exigente con sus ejecutantes, sea la educación- instrucción. Una educación en la que no se perdería oportunidad para mostrar a los educandos las ventajas de amar y disfrutar la condición humana y la naturaleza, del cultivo de ideas propias mientras se respetan sinceramente las ajenas, de nunca aceptar una idea, política, moral, de consumo u otra, que fuera impuesta a la fuerza, por el carisma de una figura, por tradiciones sin fundamento o por publicidad. Una educación-instrucción que produciría una fuerza laboral responsable, laboriosa y calificada.
Una nación con total libertad para la comunicación de ideas, con la única limitante de no promover el uso de la fuerza para imponer esas ideas. Tratar de convencer, de todo; forzar, a nada. La cultura de sus ciudadanos sería tal que no habría que temer a los esfuerzos por difundir ideas de cualquier género, políticas, místicas u otras, aun las malintencionadas.
Una nación donde reine el civilismo, la razón y la cordialidad. Donde se repudiaría el uso de la fuerza, hasta cuando ésta estuviera avalada por fines nobles.
Una nación donde los gobernantes sean sólo extensiones de los ciudadanos. Las elecciones requerirían mayoría de votantes aptos. Habría procedimientos rutinarios para revocar gobernantes. La Constitución sería profunda y precisa, lo que debía conducir a una legislación y un sistema de justicia eficientes y socialmente constructivos. El sistema penal sería humano y presentaría al recluso una amplia escala de situaciones, de benigna a extremadamente dura, en la que él sería desplazado por su conducta y reincidencia. Los fondos para el funcionamiento del gobierno no tendrían ni orígenes ni destinos trucados; sino que se nutrirían básicamente de una pequeña proporción fija del fruto del trabajo de cada ciudadano y se emplearían de forma eficiente y diáfana.
Una nación cuyo primer principio de funcionamiento sea el respeto y el respaldo a la libertad de empresa; entendida ésta como el libre desarrollo de instituciones para generar riqueza, ya sea con ideas, bienes, servicios o arte. Donde se apreciaría y retribuiría debidamente tanto a empresarios como a asalariados. Donde el lucro en actividades fundamentales para el individuo, como la producción de alimentos básicos, la medicina, la educación, la vivienda y la asistencia legal, estaría regulado. Donde se evitaría que la primera motivación al generar bienes o servicios sea la obtención de ganacias; que se lucre a base de la simple regla de dar lo menos y cobrar lo más que sea tolerable; que se lucre por la producción planeada de desperdicios.
Una nación donde los bienes no generados, como la tierra, costas y recursos subterraneos, sean de exclusivo patrimonio nacional. Cuyos uso o explotación requerirían demostrar necesidad de su uso o capacidad para su explotación efectiva, y generarían ingresos proporcionales razonables al fisco nacional. Donde los servicios masivos, como los de la energía eléctrica y las comunicaciones, estarían seccionados racionalmente por especialidades y por zonas geográficas, para ser licitados periódicamente por proveedores privados.
Una nación de economía orientada hacia la exportación. Donde habría libre mercado de monedas extranjeras, en el que podrían sacar provecho los legítimos exportadores que hagan ingresar al país esas monedas; y al que tendría que recurrir todo aquel que deseara importar sin usar la moneda nacional. Donde las importaciones de medios de enseñanza, los culturales no suntuosos y los de producción estarían exentos de impuestos.

Es natural que dentro de la minoría social más capaz para los negocios y para organizar de forma productiva el trabajo ajeno, pueda haber individuos que se dejen arrastrar por instintos primarios que los hagan sentirse acreedores de una hegemonía social que realmente no les corresponde, con pretensiones de poder y riqueza que excedan lo que merecen por el valor de lo que a cambio dan a la sociedad. Esos individuos, junto con otras posibles lacras sociales, pueden llegar a ser hasta peligrosos al verse limitados en sus ambiciones y hay que estar preparados para enfrentarlos, pero su tratamiento tiene que y puede ser humano y civilizado. Es innegable el derecho de las mayorías a coordinar sus capacidades para incrementarlas, y para lograr establecer que la riqueza se distribuya de forma justa entre los factores que hacen posible su creación. Es ley natural que los más capaces y los más esforzados tienen que recibir beneficios proporcionales a sus atributos. Es ley de la sociedad humana que la riqueza de un individuo es sana y duradera sólo si está acompañada de la riqueza y la atención a todo miembro de esa sociedad.
La instauración de principios sociales diferentes a los reinantes, en un país, nunca ocurrirá de forma sólida y duradera, o no ocurrirá en absoluto, si se trata de hacer mediante la imposición violenta, legislativa o propagandística. Los verdaderos cambios sociales requieren su comprensión de forma amplia en la población. Entonces no hay obstáculo insalvable ni espera ni surimiento innecesarios; porque la sola actuación modesta de cada uno, al ser consistente con la de los demás, produce efectos sociales arrolladores.
Elaboremos un concepto claro de cómo debe y puede ser una Nueva Cuba, basados en ideas como las antes expuestas o en otras aún mejores. Comencemos a poner en práctica esas ideas desde el exilio, aprovechando los recursos y la estabilidad con que aquí contamos. Comuniquemos a la población en la Isla las ideas que tenemos, los resultados que vamos obteniendo en su implementación, nuestra total disposición a prestar atención a toda opinión divergente seria y nuestra total resolución a la cordialidad y al entendimiento civilizado. Demostremos de forma resonante cuál es nuestra actitud; por ejemplo, comenzando a acumular abundante ayuda humanitaria y coordinando con instituciones internacionales estrictamente humanitarias para su distribución directa a la población en Cuba, tanto para cuando ocurriera un derrumbe del régimen como para si éste permitiera esa distribución (la poca probabilidad de esto último no debe impedirnos demostrar nuestras intenciones).
Hagamos que brille en las mentes de todos la idea de que tendremos una Cuba fabulosa; lograda, mantenida y desarrollada permanentemente, no por ningún grupo salvador, no por las promesas de nadie, sino por la pequeña acción cívica individual de algunos millones de cubanos.
Comencemos a hacer los esfuerzos que sean necesarios para activar y proveer, en favor de nuestra causa, con sus amplios objetivos, a ese ejército de la evolución y el mejoramiento humano que es la clase magisterial, de Cuba y del exilio. Su misión es voluminosa, lenta e imprescindible; por lo que no puede esperar.
PONGAMOS EN MARCHA EL GRAN EJERCICIO CIVICO Y DEMOCRATICO DE LUCHAR PACIFICAMENTE PERO CON FIRMEZA POR LA INSTAURACION DE UNA LEGITIMA ASAMBLEA NACIONAL REPRESENTATIVA PROVISIONAL EN CUBA, DONDE CADA PARTICIPANTE ESTE AUTORIZADO POR, DIGAMOS, DIEZ MIL CUBANOS.
Si hacemos todo lo anterior, que no es tanto, convertimos a Castro y su régimen en polvo, como momias expuestas a la luz del sol. Y, más importante aún, habremos puesto en marcha el movimiento social único capaz de traernos, mediante años de trabajo, una Nueva Cuba que nos llene de bienestar y orgullo.

Vie, 19/02/2016 – 17:09 España La Agencia Tributaria ha lanzado la macrooperación ‘Presunto’ contra posibles fraudes que afectan a toda la cadena de producción y comercio mayorista de la industria cárnica. Se han llevado a cabo 75 registros en sociedades del sector ubicadas en 15 provincias españolas y se está inspeccionando a 25 personas asociadas a dichas sociedades. El dispositivo ha contado con 330 funcionarios de la Agencia así como 45 efectivos policiales. La serie de registros en las sociedades de la industria cárnica comenzaron el pasado martes y concluyeron ayer. Ahora se abre la fase de inspección de evidencias.

Durante los registros se han hallado softwares de contabilidad de doble uso que permitían a las empresas llevar la contabilidad b y ocultar así los negocios en negro. La operación ‘Presunto’ contó con una primera fase de investigación que, una vez concluida, ha reunido evidencias concretas que afectan a empresarios del negocio cárnico. Se han hallado ingresos de grandes sumas de dinero tanto en las cuentas corrientes de las sociedades y de los mismos empresarios, posesión de bienes en el extranjero, altos niveles de vida no justificables con los sueldos obtenidos, etc. La Agencia Tributaria estima que las empresas bajo sospecha de fraude ingresan al año la cantidad de 650 millones de euros, lo que no impedía a nueve de estas empresas declarar pérdidas sistemáticas.

Se encuentra usted aquí Inicio › Noticias › Cinco vídeos de animales de granja para alegrarte la vida Cinco vídeos de animales de granja para alegrarte la vida Repetimos: los animales de granja lo molan todo; y si les damos una oportunidad nos lo demuestran. Así que nosotros, como los adoramos, les damos no una, sino cinco. ¿Sabes lo que nos entristece? Pensar que estos animales sensibles, frágiles e inteligentes son los que están sometidos a más maltrato animal.

Esperamos que estos vídeos ayuden a ver que los animales de granja merecen todo nuestro respeto. Si te animas a echarles una mano, la mejor manera es que sustituyas la carne en tu alimentación por deliciosas recetas vegetales. En las websites Gastronomía Vegana, Delantal de Alces y Danza de Fogones encontrarás cientos de recetas, trucos e información para dar los primeros pasos. Los animales de granja te lo agradecerán eternamente. Que no te vea tu perro o tu gato viendo estos cinco vídeos maravillosos porque se pondrán celosos. Me llamo Aaron y me van a enviar al matadero Internacional Me llamo Aaron y quiero contar mi historia. Sé que muchos de vosotros querríais salvarme, pero ya es tarde para mí. Me van a enviar al matadero. Mi consuelo es que aunque esté a punto de morir, tal vez mi historia pueda ayudar a los que vengan después. Por favor, no permitáis que otros animales como yo sufran en manos de la industria cárnica.

Nací en una jaula de alambre en esta granja industrial, como el resto de los que estamos aquí. Nunca he sido libre ni he sentido hierba bajo mis pies; nunca he disfrutado del calor de los rayos de sol. Toda mi vida se reduce al alambre y el metal de esta fría granja en la que estoy atrapado.

Cómo me hubiese gustado crecer junto a mi madre y mis hermanos en la naturaleza… Muchos en esta granja están enfermos o tienen heridas a causa del constante roce con el metal de las jaulas. Nadie hace nada por ellos y cada vez están más débiles; me pregunto qué hemos hecho para merecer este destino. Los granjeros nos maltratan a diario. Nos tratan con el mayor desprecio. A veces pasan con sopletes quemando el pelo que queda en las rejas de la jaula. Nos aterroriza sentir las llamas tan cerca. Una vez los granjeros olvidaron cerrar la jaula. Me asomé al exterior y pensé en huir, pero no me atreví. He oído historias que dicen que los que lo intentaron no llegaron muy lejos: murieron de hambre en el suelo. Es terrible vivir con miedo de intentar ser libre.

Supongo que nunca estuve destinado a ser feliz. Nunca en mi vida me han mostrado el mínimo gesto de cariño. Soy un conejo de la industria cárnica y mi destino es el matadero. Pero me gustaría que otros animales de esta cruel industria tuvieran más suerte que yo. Por favor, no los abandonéis. Los granjeros han empezado a cargar el camión que nos llevará al matadero. Pronto será mi turno. Espero que no olvides mi historia. Me llamo Aaron, y estas son mis últimas palabras. Visita las websites Gastronomía Vegana, Danza de Fogones y Delantal de Alces para obtener información y recetas con deliciosas alternativas a la carne.